7 de septiembre de 2011

GANAMOS PARTIDOS, PERDEMOS JUGADORES

Hoy España ha vuelto a ganar con dificultades ante una Alemania que pese a la "ausencia" de sus grandes exponentes, Nowitzki y Kaman, ha sabido poner las cosas complicadas a una España débil que todavía genera serias dudas.

Habitualmente pongo la estadística y unas cuantas fotos del partido pero creo que hoy ni merece la pena poner la estadística; "me apetece" y veo conveniente escribir algo que tendría que decir tarde o temprano.

No me gusta como estamos jugando, y para qué negarlo, pienso que la culpa es de Scariolo. Desde que llegó hace 2 años al mando de la selección no estamos al nivel de la España de Pepu o Aíto. El primer año, el Eurobasket 2009 empezamos perdiendo el primer partido contra Polonia y ya empezó toda la polémica, aunque al final acabáramos ganando el campeonato. Pero el segundo, el segundo ya se le vio el plumero; íbamos de aspirantes a revalidar el título y nos quedamos por el camino sin pasar de cuartos de final.

Este año, el tercero que está ya (aún le queda uno más de contrato), yo lo veo igual de negro que siempre y es que por mucho que digan de que hay que confiar en el equipo, que hay que adaptarse, etc. señores, llevamos intentando adaptarnos 2 años y medio al juego que el señor seleccionador propone, no es excusa. Dos años en los que hemos visto a una España sin brillo en su juego, y ahora, salvo el partido ante Lituania (tal vez por la motivación extra de que son los anfitriones), van igual o peor. No sé por qué se lamentó cuando finalmente la FIBA publicó que sólo podrían llevarse 12 jugadores en vez de 14 si cuando, a la hora de la verdad (y la hora de "la no verdad") sólo "usa" a 8 de ellos mientras los demás están en el banquillo contemplando el partido. Y no voy a meterme en lo de qué jugadores ha llevado o ha dejado de llevar.

En lo que sí que me voy a meter es en la confianza (inexistente en algunos) que transmite a esos jugadores que se lleva, porque si te los llevas es para algo. La desconfianza que les genera a algunos de ellos, si bien Claver y Llull ya son un caso perdido, otros van por la misma senda. Y me preocupa porque veo a Calderón por esa senda.

Dos años son los que lleva José Manuel sin ir con la selección (es curioso, desde que está Scariolo), dos lesiones (una ya asumida y la otra en el último partido de preparación) le apartaron de "la roja" estos dos últimos años. Dicen que a la tercera va la vencida y José estaba con muchas ganas de poder disputar este Eurobasket. En lo partidos de preparación se le ha visto a un nivel inferior del que tiene capacidad y todos presuponíamos que era el posible "miedo" a lesionarse, y esperábamos una reacción suya al comenzar el europeo. Europeo comenzado y, salvo el partido ante Lituania, hemos visto a un Calderón poco brillante en la dirección y bastante desacertado en tiro. Los primeros partidos podía entenderse pero ya vamos por el sexto y hoy ha sido el peor de todos. No sé por qué pero cada vez que veo un partido me fijo en cada detalle que hace bien o mal, y aunque muchas veces me cueste reconocerlo, no veo al Calderón de los años años anteriores. También es cierto que Ricky está a un nivel bajísimo y Sada, apesar de que no lo hace mal, no cuenta. Calde sigue siendo el base titular indiscutible porque como dice Itu, "muchos jugadores que están ahí se han ganado el puesto ya" y él lo ha demostrado durante muchos años. 

Ahora entra el factor Scariolo; no me ha gustado (y tampoco veo lógico) que en los últimos partidos haya jugado los minutos decisivos Ricky. Tienes a Calderón, que es tu base indiscutible que no está pasando por los mejores momentos deportivos y necesita confianza, no creo que la mejor solución sea dejarle en los minutos decisivos sentado en el banquillo, y creo que hoy Calde se ha "enfadado" apesar de que él quiere lo mejor para el equipo; aunque la mayoría sabemos que lo mejor para esos minutos es él.

Por último, decir que sé que responderá 100% pronto, porque sabe que él no es un base, es el base, el 8 de España, el que tiene que dirigirnos al camino de la victoria de nuevo.

Sólo puedo añadir que CONFIÉ, CONFÍO Y CONFIARÉ en él y que espero pronto podamos volver a ver esta imagen.