29 de noviembre de 2011

Calderón y Banca Pueyo inician una nueva edición de "Ponle un tapón al botellón"



Banca Pueyo y la Fundación José Manuel Calderón Borrallo han suscrito un convenio de colaboración para la puesta en marcha de una nueva edición del programa educativo 'Ponle un tapón al Botellón', cuyo objetivo es prevenir el consumo de sustancias nocivas y fomentar la cultura del ocio sano y saludable entre los jóvenes en el ámbito escolar.


En esta ocasión, el programa pretende atajar uno de los problemas "más preocupantes" hoy en día para los jóvenes, el consumo de drogas entre los adolescentes. Está previsto que unos 600 alumnos, con edades comprendidas entre los 13 y 16 años se beneficien del programa este curso escolar, según informa Banca Pueyo en nota de prensa.

La iniciativa se desarrollará en los tres institutos de enseñanza secundaria de Villanueva de la Serena, -IES "Pedro de Valdivia", IES "San José" y el "Puerto de la Serena", y tendrá una duración de nueve meses, coincidiendo con las actividades extraescolares. El CEIP San José también se suma al programa como novedad este año.


El programa se basa principalmente en la intervención socioeducativa para la prevención y orientación del consumo de drogas. Informar y concienciar sobre los riesgos, enfermedades y otras consecuencias derivadas de su consumo, tanto en los adolescentes como en adultos; fomentar un pensamiento crítico acerca de temas relacionados con sustancias adictivas, y promover la cultura del ocio sano y saludable, son otras de las líneas de actuación del programa.


Aunque la prevención del consumo de drogas centra el objetivo de este programa, también se tendrán presentes el alcohol y el tabaco, no olvidando que se consideran "drogas legales" y que son igualmente nocivas.


Esta segunda edición del programa 'Ponle un tapón al Botellón' responde al compromiso de Banca Pueyo y la Fundación Calderón de fomentar una vida saludable entre los jóvenes, así como a la demanda de los centros, que participaron en el programa el curso escolar 2010-2011, que solicitaron abordar otros tipos de sustancias nocivas. En su día trataron el consumo de bebidas alcohólicas y la adicción al tabaco.


Más de 400 alumnos de 3º y 4º de ESO se beneficiaron el pasado curso escolar del programa 'Ponle un tapón al botellón', con resultados muy positivos, tanto desde el punto de vista de la participación de los jóvenes como desde su planteamiento y puesta en marcha en cada uno de los centros.


EUROPA PRESS