30 de marzo de 2012

Los Raptors realizan su visita anual al hospital de niños enfermos

Ayer jueves los Raptors hicieron su visita anual al hospital para niños enfermos de Toronto.

Como padres, tanto Casey como José Calderón no necesitan que les recuerden el impacto que dicha visita puede tener en una familia y sobre todo en una persona joven que, por causas ajenas a su voluntad, su vida se encuentra restringida a las cuatro paredes de una habitación de hospital.

 En su séptima temporada con los Raptors, Calderón tiene muy asimilado la importancia del día a día y con una familia joven, al igual que Casey, es muy consciente de que él o alguno de sus compañeros de equipo con niños podría estar en el mismo lugar.



José admite que puede ser un día difícil para algunos de sus compañeros que no saben cómo actuar ante estas situaciones de la vida tan graves, pero dice que el equipo evita el poner a alguien en una situación que no esté preparado para manejar. "Vais a ver algunas cosas difíciles y si no te sientes cómodo en esa situación, no vayas a ese piso o esa habitación", dijo Calderón. "Tratamos de dividirnos para que todos tengan una visita".