6 de octubre de 2012

Calderón, al frente de un viaje de avistamiento de ballenas

Si el trabajo en equipo es un arte, José Calderón es el cognoscente del campo. Viniendo de la selección española que ha tomado el término "equipo" y, básicamente, lo ha sustituido por la palabra "familia", Calderón ha visto los beneficios de esos esfuerzos.

"No se puede jugar con los chicos aquí en la cancha y luego ir al hotel cada uno a su propia habitación o incluso un par de chicos a cenar. Creo que cuando hacemos cosas como equipo aprendemos cosas acerca de los demás como persona, no sólo un compañero de equipo, y eso nos hace mejores en la pista; sabes cómo hablar con él. Creo que nos da una ventaja de baloncesto en la cancha".

Así que no fue una sorpresa en absoluto escuchar a Calderón al frente de un viaje de avistamiento de ballenas para cualquier persona del equipo que quisiera ir. Como el jueves era el único día de esta semana que el equipo sólo tenía entrenamiento matutino creyó que era el momento perfecto para hacerlo.

Calderón era consciente de que sus esfuerzos no podían dar lugar a cualquier avistamiento de ballenas actualmente, pero al final eso no importa realmente.

"Tenemos un barco en fila, pero tal vez no sea el mejor momento. Ya ha pasado un poco de tiempo desde la temporada de avistamiento de ballenas, pero tal vez tengamos suerte y podamos ver algunas. Quizás con este buen tiempo las ballenas hayan dado una vuelta y tal vez veamos un par. La temporada es de junio a septiembre y me dijeron que el último día que vieron ballenas era el 28, pero ya veremos".

El simple hecho de que el equipo esté junto fuera de la pista y la interacción entre los compañeros es el objetivo de todo este trabajo, mientras que sólo cinco o seis compañeros del equipo optaron por unirse a él, además de un par de entrenadores. Calderón sabe que el equipo sólo puede beneficiarse de estos esfuerzos.

Calderón tenía la esperanza de hacer un viaje de equipo similar en el training camp en Vancouver hace dos años, pero la falta de tiempo limitaron esta posibilidad y sólo unos pocos compañeros y el personal directivo salieron después de un entrenamiento por la tarde antes de que cayera la noche.

En esa ocasión Calderón alquiló un helicóptero para un par de horas y fue recompensado con un video impresionante de algunas ballenas asesinas.

TRADUCCIÓN - Calderon plans a whale of a time | Toronto Sun