25 de octubre de 2012

"En mi primer año en la NBA había veces que no sabía si se estaban riendo de mí o conmigo"

A lo largo de la pretemporada, el periodista Eric Koreen le preguntará algunas cuestiones personales a los miembros de los Toronto Raptors. Hoy: José Calderón, de 31 años, que está entrando en su octava temporada en la NBA.

¿Quién fue su jugador favorito creciendo y por qué?
No seguí la NBA demasiado. Sin embargo, Magic Johnson, siempre me cayó bien. Además de eso, el chico que seguí fue Elmer Bennett. Cuando firmé con el Tau [Ceramica en España], él era el chico del primer equipo.

¿Qué era lo que le gustó de su juego?
Era más que un base. Él controlaba todo. En ese momento, él era el primer base de mi equipo. Yo tenía 13 años. Quería ser él. Más que la forma en que estaba jugando -que también- era debido a la posición que tenía en ese momento. Yo quería estar en esa situación.

¿Quién es el entrenador más importante para su desarrollo como jugador? No se puede decir Dwane Casey, no es necesario.
No, no le voy a decir, porque creo que ha de ser antes que eso. Yo diría que muchos de ellos: Alvaro Bilbao, Óscar Quintana, Andreu Casadevall... Creo que todo el mundo me hace aprender alguna cosa.

Obviamente, su primer entrenador en la NBA fue Sam Mitchell. ¿Cómo fue eso para un joven aprendiendo inglés?
Tiene un tono muy distinto. Es por eso que fue más difícil para mí. Después de un tiempo, tuvimos una gran conexión. Creo que sentíamos el baloncesto de la misma manera durante esos años. Fue genial jugar para él. En mi primer año fue duro. Estaba muy pendiente de mí. Me hablaba mucho y yo no podía entender una sola palabra de lo que decía. Fue muy divertido. Bueno, ahora es un poco raro. Por aquel entonces, era un dolor de cabeza todos los días.

¿Usted acaba de sonreír y asentir con la cabeza?
Si. A veces, yo ni siquiera lo sabía. No sabía si se estaban riendo de mí o conmigo o yo estaba implicado o no. Era un poco extraño.

¿Quién ha sido tu compañero de equipo favorito?
Tengo que decir Paco Martin. Jugué con él en Fuenlabrada. Él es el compañero más gracioso que he tenido. Podía hacerte reír todos los días. Aun cuando los entrenadores estaban locos, sabía el momento adecuado para hacer una broma y eliminar la tensión. Fue genial.

¿Y en la NBA?
Me gustó Leandro Barbosa, para la parte divertida. Era de la misma manera: gran tipo, no tenía ningún problema con nadie en el equipo. También se reía. Buenos o malos momentos, siempre estaba ahí para todo el mundo, haciéndonos reír. He tenido grandes compañeros de equipo. Sin embargo, para la parte divertida, tal vez él.

¿Cuál es tu objetivo para esta temporada?
Creo que el objetivo tiene que ser llegar a los playoffs. Ése es el objetivo para todo el mundo, espero, en este equipo.

¿Y personalmente? ¿Hay algo que usted está buscando mejorar?
Siempre estoy tratando de mejorar en todo. Simplemente seguir haciendo lo que estaba haciendo, jugar duro cada noche y ayudar a mis compañeros. Siempre veo las cosas como un equipo. Por supuesto, siempre hay números [personales] aquí. Pero yo realmente no me preocupo por eso o no lo miro hasta que la temporada ha terminado.

¿Qué es algo que la gente no sabe acerca de usted y que probablemente debería saber?
Un montón de cosas, y es mejor así.

La curiosidad más conocida de José Calderón es que usted está involucrado en una granja de cerdos en España.
Todo el mundo está un poco sorprendido. Se trata de una empresa. No es que todo el asunto sea de mi propiedad. Acabamos de vender un poco de jamón en España. Eso es todo. Todo el mundo lo sabe. Alguien lo puso en una guía de medios de comunicación una vez y de repente fue lo principal. Pero eso es una cosa pequeña.


[Entrevista original] - Get to know a Toronto Raptor: José Calderón