22 de febrero de 2013

"Confidencias": Hilo directo entre Calderón y Cabezas

Artículo que podéis encontrar en el número 1.409 de la Revista Gigantes del Basket, febrero de 2013. Ésta se publicó después del traspaso a Detroit aunque como se puede ver se realizó antes. También se habla sobre la Copa del Rey de Vitoria entre otras muchas cosas.


[Cabezas] José, ¿qué tal andas?


[Calderón] Muy bien, yendo al aeropuerto. ¿Y tú? Llevas una racha de victorias...


¿Qué te parece? Quince triunfos consecutivos, con todas las opciones del mundo en el Top16... ¿Y tu familia cómo va?


Genial. Todo muy tranquilo aquí en Toronto. Me han empezado a dejar jugar y estamos cambiando el rumbo del equipo.


Te estoy siguiendo y sé que estás jugando muy bien. Me alegro.


Gracias. Te llamo por la Copa. Vitoria tiene que estar volcada.


Sí, aquí estamos con mucha ilusión. Llevaba muchos años jugando contra el Caja Laboral, y ahora conozco mejor el contexto. Nuestra afición lo vive como una religión. Hoy ha sido el sorteo y la gente va por la calle hablando sobre el partido contra el CAI. Y me comentan que si vencemos luego nos veremos las caras contra el Barcelona o contra el Real Madrid. Se nota el murmullo por la calle.


Tú ya habrás visto que la afición siempre está en todos los lados y ahora lo estará aún más porque el Caja Laboral es el anfitrión. Siempre es muy chulo el ambiente que ofrece esta afición. Me acuerdo de la Copa que gané en Sevilla 2004. Fue increíble. En esa Copa no jugué contra ti. Ganamos al Joventut en la final.


Yo la gané en 2005 en Zaragoza. Y tampoco jugamos el uno contra el otro. Me acuerdo de que fue el año en el que echaron a Paco Alonso y llegó Scariolo. Nos metimos de rebote en la octava posición, en una situación parecida a la del Barcelona en esta edición, y ganamos al Real Madrid en la final.


Sí, yo perdí la semifinal contra el Real Madrid, precisamente. Por eso no nos enfrentamos tú y yo. En la previa siempre se habla sobre si hay que llegar en una buena racha o si eso da igual.


No se sabe cómo es mejor. Ya te digo que en la que ganamos fuimos octavos y dimos la sorpresa. Ahora el Barça parece que está atravesando un momento histórico malo y, llegado el momento, puede ser campeón perfectamente. Hay que tener respeto, ir partido a partido y tener el necesario factor suerte.


La Copa es una competición distinta y el octavo tiene las mismas posibilidades que el primero. Las rachas no valen para nada. En un partido te puede cambiar todo y ganar esa competición puede salvar la temporada. Al fin y al cabo hay que centrarse en ese partido y en ir paso a paso. Oye, te quería preguntar por Dusko. Estuve tres años con él, fue muy duro conmigo pero le estoy muy agradecido. Me ayudó a crecer como jugador y a ser mentalmente más duro. La relación siempre con él fue buena aunque me lo hizo pasar mal, sobre todo al principio.


Pues te digo una cosa, uno de los causantes de que yo esté ahora mismo en el Caja Laboral fue Dusko. No lo he llegado a conocer tanto como tú porque no estuve tanto tiempo con él. Mientras coincidimos, vi que intentó sacar lo máximo de cada uno. Fue superexigente y yo tenía que estar cada día dando el máximo.


¿Y qué te parece la ciudad? Además de bonita y acogedora, al que le guste comer bien va a disfrutar mucho; hay mucha vida por las calles, sobre todo a la hora del aperitivo con los pinchos. Si encima están todas las aficiones del baloncesto, se pasa mucho mejor. Supongo que ya conocerás los sitios donde se come bien.


Voy conociéndolos, sí. Los que los tengo más recientes son el Sagartoki, el Matxete, el Virgen Blanca. Es un lujo ir de pinchos por e casco antiguo y luego comer un buen chuletón. Sobre la ciudad... Qué te voy a decir a ti. Es preciosa, ya lo creo.


Y dejando de lado la Copa, ¿te acuerdas de nuestros duelos? Nos hemos respetado mucho. Cada uno tiraba hacia su lado, pero la relación siempre ha sido muy buena. Te conozco desde hace tanto tiempo...


Ha habido muy poco pique a lo tras-talking. Siempre hemos tenido una competencia muy sana. Coincidimos desde que éramos muy jóvenes en las selecciones de formación y luego tanto en la B como en la absoluta.


Me acuerdo de cuando me uní a vosotros. Soy un año menor pero nos vimos en el Pre-europeo de 1997, que fue en Eslovenia.


Sí, y ahora lo poco que nos vemos, ¿eh? Con el paso de los años andas muy liado en la NBA. Y aunque sé que veraneaste por mi tierra, por Marbella, no nos vimos.


No hace falta tener un contacto constante para llevarse bien, está claro. Ya iremos tranquilamente a cenar para charlar. Sabemos que nuestra relación no se va a romper. Hemos pasado mucho tiempo juntos y ahora estoy hablando contigo pero parece como si sólo hubiesen pasado dos semanas. Mi mejor recuerdo contigo viene de 1998 porque pasamos muchas anécdotas y fue increíble el oro de Varna con la junior. Fue la primera vez que ganamos algo importante y nadie esperaba que fuésemos a tanto.


Fue el punto de partida del que todos salimos muy beneficiados. Muchos de esa generación han llegado a la NBA. Yo lo he intentado pero no lo he conseguido.


La NBA es cuestión de estar en el momento adecuado y de tener la oportunidad. Tú has demostrado, por lo que has hecho y por tu calidad, que podrías haber estado aquí sin ningún problema. Realmente en cuanto a talento, tú eres mucho mejor que muchos de los que han estado en la NBA. Es una liga un poco rara en ese sentido, pero has tenido un carrerón y de todas formas lo intentaste en 2011.


Estuve probando ahí para ir a los entrenamientos. En su momento tuve algún opción más y preferí otro rumbo. Pero vivir esa experiencia de entrenar en una franquicia ya la tengo.


Ojalá hubieseis venido más, porque lo más bonito de jugar contra un amigo de tu país es poder quedar a cenar la noche de antes. Ojalá hubiese, en vez de seis españoles, veintidós o más. Bueno, tío, ¿nos vemos cuando termine la temporada? Me pasaré por los pabellones en los playoffs y demás. ¿De acuerdo? Un abrazo.


Perfecto. Otro abrazo a ti.