24 de marzo de 2013

Entrevista a Calderón para dpa, por Daniel García

"Ahora mando yo" | dpa.com

El base de los Detroit Pistons, José Manuel Calderón, ha declarado en una entrevista con dpa que 'el próximo año tendrá la posibilidad de escoger la oferta que más le satisfaga'. Los Pistons rompieron este sábado su racha de 10 derrotas consecutivas al ganar a Charlotte Bobcats (92-91).

Calderón promedia más de siete asistencias por partido. Es su mayor virtud, por la que en julio, cuando sea agente libre sin restricciones, será uno de los objetivos más cotizados por los equipos de la NBA.

"Ahora mando yo", dijo Calderón, de 31 años y que tras no poder decidir sobre su salida en enero de Toronto a Detroit, tiene el control de su futuro. Entre los muchos factores que incidirán en su elección hay un sueño: ganar el título de la NBA.

dpa: ¿Cómo vivió su salida inmediata de Toronto a Detroit en enero?
Calderón: Podía pasar, porque acababa contrato. Lo lógico es que puedan pasar este tipo de traspasos. Fue una mezcla de emociones: tristeza porque dejas a muchos amigos y compañeros y otra parte de que hay que empezar de cero y hay que ser positivo.

dpa: Pero eso de que usted no tenga nada que decir en el traspaso...
Calderón: Sí, es raro. Deciden por ti, es una de las cosas que tiene la NBA y no hay mucho que puedas hacer. Puede pasar cualquier día, no te das cuenta hasta que pasa, la gente no cree que sea así, pero es que es como lo cuento: te llaman, te vas y al día siguiente estás en otro equipo, con otros colores y a jugar.

dpa: Asegura que ahora le va bien, ¿pero le disgustó?
Calderón: Cuesta, porque estaba a gusto allí, pero en julio acababa contrato y sabía que podía pasar ahora o en julio. Pasó, estoy bien y veremos.

dpa: En julio decide ya su futuro. ¿Será seguro en la NBA?
Calderón: Sí, sí, por supuesto. Es la primera vez que puedo elegir abiertamente, soy totalmente libre, no tengo ninguna restricción, nadie que pueda igualar (las condiciones), así que escucharé ofertas. Antes era Toronto el que mandaba y ahora mando yo.

dpa: Asegura que el dinero no será un factor para decidir. ¿Cuáles serán entonces?
Calderón: Va a haber muchos, no voy a ir buscando el que me dé más, hay mil cosas que son más importantes que eso: estar a gusto, el rol que te ofrecen, los compañeros con los que vas a estar, la organización, mil cosas, la ciudad... Un poco todo, hay que poner todo en la balanza y ver lo que es mejor para tu familia.

dpa: ¿Es su sueño aún ganar un anillo?
Calderón: Por supuesto, tengo 31 (años), aquí hay gente jugando con 40, me quedan muchos años.

dpa: Poder ganar un anillo será entonces un factor para decidir su futuro.
Calderón: También, seguramente.

dpa: ¿Prefiere un equipo más potente aunque tenga menos minutos?
Calderón: Cuando llegue julio veremos qué es lo más importante, estudiaremos todas las ofertas, las puertas están abiertas, hay 30 equipos, vamos a ver lo que pasa.

dpa: ¿Qué le han pedido en Detroit?
Calderón: Nada, todo igual, todo el mundo me conoce, al fin y al cabo mi juego es mi juego. Te puede gustar más o menos, puedes cambiar un poco algunas cosas por la forma de jugar o por los compañeros que tienes, pero al final eres tú y por eso me traspasaron. Estoy contento de cómo ha ido, ha ido mucho mejor de lo que podía esperar, la acogida ha sido muy buena.

dpa: ¿Ejerce de mentor con el joven Brandon Knight?
Calderón: Hay una buena relación, él está jugando de escolta y se ha encontrado muy cómodo jugando en esa posición porque ha estado anotando. Le he intentado buscar un montón en ese sentido, creo que hemos hecho una buena conexión, una buena pareja, la relación es perfecta.

dpa: ¿Prefiere el pase a la canasta?
Calderón: Sí, claro que sí, es una forma de estar contento todo el mundo. Ya no sólo por esa jugada, sino porque cuando tú pasas sabes que ése compañero la va a pasar a otro, es un poco contagioso, el baloncesto es de equipo, individualemtne nadie puede hacerlo.

dpa: ¿Su nuevo equipo tendrá algo que decir en que usted juege en septiembre el Europeo de Eslovenia con España?
Calderón: Para agosto debería estar todo solucionado, pero si eso se soluciona, no debería haber ningún problema. Quiero estar, si se puede.