23 de septiembre de 2013

Victoria fácil ante Croacia y medalla de bronce (92-66)

España ganó cómodamente a Croacia, en un partido que se resolvió prácticamente desde el inicio del encuentro y que España, cogiendo pronto una ventaja cómoda, supo mantenerla y ampliarla hasta el último minuto del partido, al igual que en todas las victorias del campeonato. Así pues, España consiguió la medalla de bronce, por detrás de Lituania (plata) y Francia (oro), que se impuso de forma contundente en la final.
El día después: