2 de marzo de 2014

Alta fidelidad de Calderón: Entrevista para FIBA.com


Aunque mediáticamente sea menos seguido y conocido que algunos de sus compañeros en el equipo nacional español, José Calderón ha sido un pilar fundamental en la última década de éxitos de España.

Tras debutar con el equipo en 2002, Calderón ayudó a España a alcanzar altas cotas incluyendo el campeonato Mundial de Japón en 2006, el EuroBasket de Lituania en 2011 y las medallas de plata en las Olimpiadas de 2008 y 2012.

Con la Copa del Mundo FIBA 2014 a sólo unos meses de distancia, el base de 32 años está intentando mantener sano para ayudar a hacer un gran papel ante su afición.

En su novena temporada en la NBA, Calderón está considerado como uno de los bases más eficientes. El ex de Toronto Raptors firmó con Dallas Mavericks el pasado verano y se unió a la superestrella alemana Dirk Nowitzki para devolver al equipo a los playoffs tras un decepcionante 2012-13.

El cambio parece haber surtido efecto ya que los Mavs son actualmente sextos en la supercompetitiva Conferencia Oeste y miran a la postemporada.

FIBA.COM consiguió hablar con Calderón sobre Dallas, jugar junto a Nowitzki y lo que espera del evento bandera de FIBA este verano.

FIBA: Fue agente libre el pasado verano y muchos equipos quisieron firmarle. ¿Por qué eligió Dallas?
Calderón: Estoy seguro de que hice la elección correcta para mi carrera escogiendo un contrato a largo plazo con los Mavs. Tenía a otros equipos interesados, pero estoy muy feliz con lo que hice, es una franquicia excelente. Me encanta jugar con jugadores tan talentosos como Dirk Nowitzki, Vince Carter, Monta Ellis o Shawn Marion. Voy a dar lo mejor de mí mismo para ayudar al equipo a ganar partidos, es un gran sentimiento que te entrene Rick Carlisle.

FIBA: Su temporada está marchando bien.
Calderón: Me siento bien y feliz porque no me he lesionado desde el principio del año. Cumplí 32 años hace algunos meses y no voy a volver a ser joven nunca más, pero pienso que nunca he estado tan en forma como ahora en mi carrera. Eso me ayuda a tomar muchas responsabilidades en el equipo y soy capaz de pasar muchos minutos en la cancha al más alto nivel.