28 de agosto de 2014

Entrevista a Calderón para el club de fans


José Manuel Calderón (28 de septiembre de 1981, Villanueva de la Serena) afrontará este verano su tercer mundial con la selección española. Tras ganar el de 2.006 y perderse el de 2.010, vuelve a disputar uno con el mismo objetivo de la última vez: ganarlo. A poco más de tres horas de jugar el último partido de la preparación ante Argentina, el extremeño se sienta con nosotros para hablar, entre otras cosas, de la selección que representa, de los Dallas Mavericks y de su nuevo equipo, los New York Knicks.

Pregunta: ¿Cuándo y con quién te diste cuenta de que valías para jugar al baloncesto?

Respuesta: Uf. ¿Cuándo? Yo creo que hasta que no me ficha el TAU, digamos. Primero me ficha el TAU con 13 años, con Alfredo Salazar, que dice que yo iba a valer para esto. Pues te vas un poco también primero porque te gusta; pero yo creo que hasta que no decido después de mi primer año en Alicante, en la LEB, que decido dedicarme al baloncesto, digamos, que dejo un poco de lado los estudios y digo bueno, pues no me da tiempo a ir a la universidad, me dedico a esto. Entonces ahí fue un poco el momento en el que creo que podía dedicarme a esto.

P: ¿Cuáles son los factores en tu juego en los que crees que debes trabajar o especializarte de cara a que con el paso del tiempo las condiciones físicas del atleta no son las mismas?

R: Es un poco todo. Yo creo que al final más que nada digamos que físicamente es algo que va muchas veces por cómo te cuidas. El año pasado estaba yo creo que en el mejor momento de muchos años. Lo que vas cambiando un poco. Igual que antes te daba igual todo y saltas e intentas hacer un mate cada vez, ahora vas aprendiendo tu cuerpo y sabes digamos que aquí puedo relajarme un poco o aquí puedo descansar o aquí puedo ganar este tiempo. Te haces un poco inteligente.

P: ¿Qué diferencias has visto entre las tres franquicias en las que has estado? A nivel de organización.

R: Organización normalmente son casi todas muy, muy iguales. En la NBA está todo ya muy hecho, ¿no? Casi todas funcionan al mismo tiempo, o sea, realmente no hay algo muy, muy diferente. Cuando vas a Dallas ves que es una franquicia que ha ganado hace poco tiempo, que es todo un pensamiento distinto al que tienen en la franquicia de Toronto, que no ha ganado nunca. Es verdad que allí los alrededores, toda la gente que trabaja allí es como “venga, hay que seguir trabajando para llegar a ser buenos o para llegar a mejorar o hacerlo mejor cada año”. Sin embargo, en Dallas es de “bueno, ya sabemos qué hay que hacer para ganar y es esto, esto y esto”. Es un poco más la mentalidad, más que otra cosa. Igual que en Detroit, que han ganado dos o tres veces y ése es el único cambio.

P: Y a nivel de fans, ¿te has sentido más querido en alguna más que otra?

R: Hombre, quizá en Toronto, pero porque han sido muchos años. Al final el tiempo es lo que hace el cariño también. Aunque tanto en Detroit, que estuve dos meses, me trataron genial, aunque en dos meses es muy difícil estar a tope con un jugador por muy bien que lo haga o por muy bien que me caiga. Eso es lo más complicado, pero yo creo que por eso tengo que decir Toronto, pero en los demás sitios he estado muy a gusto.

P: ¿Qué crees que os faltó para eliminar a los Spurs?

R: Pues un poco de suerte, quizá. Porque me acuerdo todavía, creo que íbamos 2-1 y Monta Ellis tuvo una bandeja para empatar e ir a la prórroga, creo que fue en el cuarto, que no pasó y ganaron ellos y nos empataron a 2. Si hubiera metido esa bandeja o esa prórroga igual nos íbamos con 3-1 y hubiera cambiado. Lo bueno es que éramos un equipo que nadie daba nada por nosotros, que nos metimos en Playoff, que al final fuimos los únicos que llevamos a San Antonio a 7 partidos y creo que acabamos jugando a muy alto nivel.

P: ¿Y qué te parece la contratación de Becky Hammon como entrenadora asistente?

R: Ah, muy bien. Genial. Ojalá haya más y es como todo, yo creo que todo va llegando. Igual debería haber llegado antes, pero éste es el mundo en que vivimos. Yo creo que es un mundo tanto multicultural como da igual el sexo que seas, las oportunidades deberían ser las mismas para todos. Igual que ahora está de asistente podrá estar de primer entrenador en unos años. Yo creo que esto es así y es hasta que alguien llega y, bueno, pues ha sido ella la primera. Y bueno, pues enhorabuena. Ya te digo que ojalá haya más y esto siga así. Yo creo que esto es bueno para todos.


P: ¿Qué tal ves a los Knicks para la próxima temporada?

R: Bueno, yo a los Knicks los veo bien. Porque hace unos dos años estuvieron muy bien. El año pasado fue un año malo, tuvieron muchas lesiones y demás. Yo creo que es un buen momento, ¿no? Yo creo que llegar a los Knicks con la llegada de Phil Jackson y Derek Fisher creo que es el buen momento para llegar a la franquicia. Creo que el Este va a estar muy, muy igualado, yo creo que no hay nadie muy, muy superior. Está claro que ahora pues quizás Chicago y Cleveland puedan ser los favoritos, pero todos los demás van a estar ahí luchando por todo. Va a ser un poco el que tengamos buena química, el que juguemos bien, yo creo que con este sistema no vamos a ser una banda, que es importante. Yo creo que con jugar bien al baloncesto en la NBA se ganan muchos partidos.

P: ¿Cuál crees que va a ser tu rol y qué objetivos te marcas a nivel colectivo e individual?

R: Colectivo por supuesto que el equipo tiene que volver a los Playoff. Yo creo que para una franquicia como los Knicks eso es muy importante. Personalmente, pues ser el base para jugar este triángulo que, bueno, ya os daréis cuenta que es un poco diferente. Es importante, seguro que habrá mucho tiros de tres y creador de muchos espacios para los demás. Pero yo creo que jugaremos bien. El objetivo es como siempre intentar ayudar al equipo y hacerlo lo mejor posible. Y luego nunca sabes cómo te va a ir. Hasta que no llevas un tiempo en el equipo no te das cuenta realmente de cuánto importante vas a ser en cuanto a anotación o en cuanto a asistencias. Vas viendo un poco luego una vez empecemos a jugar.

P: ¿Qué crees que puede aportar Bargnani ofensivamente?

R: Mucho. Es verdad que lleva un par de años o tres malos, ¿no?, entre lesiones y demás. Pero bueno, yo he jugado con él, creo que es un gran jugador, creo que es verdad que el que fuera número uno… igual todo el mundo estaba esperando muchísimas cosas de él y eso muchas veces hace daño, ¿no?, le ha pasado a otros jugadores. Pero yo creo que es un gran jugador, creo que no hay muchos jugadores de su estatura que puedan hacer lo que él hace y, bueno, pues intentaré ayudarle lo máximo posible para que vuelva a ser el Andrea Bargnani que conocimos en los buenos años de Toronto.

P: Si sigues en la 2015-2016 en los Knicks, y se queda libre el 8, ¿te lo cogerás o seguirás con el 3?

R: Pues no sé, yo creo que todo dependerá de cómo vaya el 3 (se ríe). De momento voy a seguir con el 3 a ver qué pasa y nada y luego veremos, ¿no? Creo que el 3 era bastante parecido al 8 y tenía varias cosas que podía tener alguna razón por cogerlo. Y la verdad es que, bueno, no está mal. Me voy acostumbrando cada vez más.

P: ¿A qué otro jugador español, que no haya estado en la NBA, te llevarías para allá?

R: ¿Que no haya estado en la NBA? Pues, no sé. ¿De aquí de la selección? Pues quizás Sergi Llull podría estar, que ya ha sido drafteado. ¿Quién más queda por ahí? No sé, los demás ya hemos estado casi todos del equipo, ¿no?

P: Puede no ser de la selección…

R: Es que no lo sé. Pero vamos, cualquiera. La NBA depende el momento en el que llegues y el lugar a donde llegues, ¿no? Hay muchos jugadores que han estado con nosotros en la selección que pueden estar en la NBA seguro. El problema es llegar en el sitio oportuno. Hay muchos de aquí que si quisieran irse a la NBA iban a tener hueco. Lo más complicado es entrar en la rotación y lo has visto con muchos jugadores europeos que van y que lo hacen muy bien aquí y que luego no son capaces de entrar en la rotación, ¿no? Ahora se han ido jugadores de aquí del CAI, Rudez, o jugadores así que igual aquí no son superimportantes aquí y sin embargo son capaces de firmar un contrato allí. Yo creo que hay muchos de aquí de la Liga ACB que podrían jugar allí y ya te digo, es encontrar un poco el hueco o el decir “me voy para allá”, en algunos casos ganando menos dinero.

P: Si fueras Derrick Rose, y acabaras de salir de esa lesión, ¿hubieras venido al Mundial?

R: Yo creo que le viene bien. Yo creo que es perfecto para preparar tu temporada, ¿no? Creo que es una buena forma de ver cómo estás. Tienes otros jugadores, no va a tener que jugar 40 minutos ni nada de eso. Entonces te viene bien. Yo creo que ¿por qué no?

P: ¿Qué diferencias hay entre Orenga y Scariolo en la forma de entrenar?

R: Bueno, no hay muchas. Creo que al final, él llevaba mucho tiempo debajo de Scariolo y, bueno, no hay demasiadas, ¿no? Quizá Juan pueda dejar algo más de libertad. Pero realmente son parecidos, ¿no?

P: ¿Jugarás de base en el Mundial o alternarás con el puesto de escolta?

R: Pues no lo sé. Lo que decida el entrenador. A partir de ahí ya veremos. Espero que de base, pero no lo sé.

P: ¿Crees que te retirarás en la NBA o en España? Y si volvieras a la ACB, ¿a qué equipo te gustaría?

R: Ahora mismo no lo sé, me quedan tres años de contrato y lo lógico que sea allí. No me veo volviendo aquí a la ACB, pero nunca puedes cerrar ninguna puerta.

P: ¿Te gustaría que fuera en los Raptors?

R: Hombre, estaría bien. Pero no sé, vamos a ver. Como os habéis dado cuenta, esto da muchas vueltas. Cuando parece que está todo bien en un sitio, de repente te vas a otro. No sabes. En tres años puede pasar de todo. Me puedo quedar los tres en New York como puedo ir a otros tres equipos y hacer una colección de camisetas. No lo sé. La NBA la parte mala que tiene es ese desconocimiento, esa seguridad de que vas a estar seguro en un sitio, ¿no? Igual que he tenido la suerte de estar ocho años en Toronto ahora llevo tres equipos en dos años, ¿no? No lo sé, no sé qué pasará.

P: Y la última es: un campeón de la ACB y de la Euroliga para esta temporada.

R: Pues no lo sé. A ver de la Euroliga me gustaría que fuera un equipo español, creo que nos toca, ¿no? Después de un par de años, el Madrid lo ha estado intentando estas dos últimas y ya sea Madrid, Barcelona, los que sean, Valencia mismo. Con que estén ahí para ganar, con eso me conformo. Y la ACB, yo creo que los equipos fichan bien. A mí me gustó que Valencia estuviera segundo el año pasado y que estuviera ahí a tope y luchando, ¿no? Y que igual sin las lesiones… creo que tanto Madrid como Barça no llegaron muy bien a semifinales, ¿no? Y tanto Málaga como Valencia podrían haberlos eliminado. Ojalá pueda haber esos equipos que puedan plantar cara al Barça y al Madrid que han vuelto a fichar bien y que está claro que económicamente es complicado competir con ellos.

P: Pues ya está. ¡Muchas gracias!