1 de septiembre de 2014

Opinión: "Lo que no quieren ver"


Todo empezó el año pasado... No, la verdad es que empezó antes, cuando querían poner a Calde a jugar fuera de su lugar, pero él tenía claro que era un base. Y cuando por fin se asentó en su posición que le ha llevado a ser el mejor base de la historia de España, tras "pelear" en su equipo año tras año por su puesto, por la titularidad que le han querido arrebatar fichaje tras fichaje y con prensa y aficionados a la NBA comentando que "eran mejores que él" antes de que empezara la temporada.

José, que siempre es correcto en sus declaraciones, se ha dedicado a trabajar, ignorando lo que decían fuera de la pista mientras él contestaba dentro de ella. Atrás han quedado los nombres que han puesto delante de él (TJ Ford, Jarret Jack, Jerryd Bayless, Kyle Lowry... sí, ése que lo ha petado este año en el Este).

Tras el renacer de Sergio Rodríguez en 2012 que le llevó a sustituir a Sada en los JJOO, todavía con Scariolo, la rotación fue clara: Calderón, Ricky, Sergio. No sólo eso, sino que disputó más de 20 minutos de media. Con sus partidos buenos y malos, no hubo dudas.

Desde que llegó a la NBA Calderón ha mejorado muchísimo su tiro y, la temporada siguiente, terminó con el mejor porcentaje de triples en la NBA. Una vez más llegaron los "esques".  El pasado verano y tras esta virtud que se sumaba, empezó el lío. Orenga fue asignado seleccionador y Navarro, entre muchos otros, renunciaron a ir a la selección. Como ya se había visto en el Europeo Sub20, a Orenga le gustaba jugar con dos bases en pista y con la ausencia de Juan Carlos, le tocó a Calde suplir su puesto. Aunque durante la preparación no fue mal la cosa, su trabajo se basó básicamente en tirar triples, sin más.

La pasada campaña fue un nuevo reto en un nuevo equipo. Y otra vez con los "esques" antes de empezar... Con Monta Ellis, necesitando el balón en sus manos, Calde tomó un papel menos protagonista en ataque que en las temporadas anteriores, aunque no jugaba de escolta propiamente dicho. Muchos más triples que la temporada anterior manteniendo el porcentaje, cosa que muchos dudaban. Triples abiertos, jugadas buscadas para que él tirara con la mayor facilidad posible. Cosa que no ocurre en verano. ¿Cuántas jugadas se han buscado para que él tire?¿Tiros no forzados?¿Cuántos tras penetrar y doblar o tras pase extra? Me arriesgaría a decir que la mayoría han sido tras bote, cuando un "balón a los Gasol" que es en lo que se basa el juego de España ya no es posible. Y eso Navarro puede hacerlo porque lo ha hecho toda la vida, pero Calderón es Calderón y no mete tiros imposibles a una pierna... Tras comerse él el marrón el año pasado, le sigue tocando este año también.

Podría decir por qué no juegan Ricky o Sergio de escolta, pero queda mejor decir por qué juega Calde: porque a pesar de que no quiere y no le gusta jugar ahí, no se va a quejar y aceptará su papel como ha hecho siempre. Porque no solo es un gran jugador, es un gran profesional.

Ahora están de moda el Rickycesto y el Chachismo, el niño mago y la barba; se olvidan de un tal José Manuel Calderón Borrallo, que está ahí y sigue teniendo muchas virtudes que son de sobra conocidas por todos, aunque algunos no las quieran ver. Él ha llegado donde ha llegado por su trabajo y su lema "humildad y sacrificio", no porque le hayan puesto a dedo, cosa que otros no pueden decir.

#GOCALDE