10 de febrero de 2015

Entrevista a Calderón para la web de la ACB


Viajar a Nueva York es un sueño para cualquier ser humano. Hacerlo y jugar en los Knicks lo es para todo jugador. Sin embargo, los sueños a veces se tiñen de matices grises que los enturbian. Bien sabe de ello el base Jose Manuel Calderón. El jugador español vive en los Knicks una temporada compleja y que analiza de manera honesta y reflexiva como pocos pueden hacer: Como cantaba Van Morrison y los Monty Python, José Manuel Calderón también ve el lado bueno de la vida

Con una carrera sólidamente construida a base de sacrificios y esfuerzos, y en donde el éxito personal siempre ha estado unido al colectivo, la temporada 2014-2015 de José Manuel Calderón está siendo todo un desafío en muchos sentidos. El base extremeño de New York Knicks y de la selección española vive un contraste de sensaciones. Dulces por vivir en una ciudad mágica y competir en un equipo donde todos lo querrían hacer... pero también amargas, porque vive una actualidad extraña y, para muchos históricos del baloncesto que siempre vieron a grandes Knicks, inimaginable.

José Manuel Calderón no elude esta realidad y su primera reflexión incide en lo más evidente: "es una temporada rara". Pese a ello, el jugador reconoce que "también sabíamos que iba a ser una temporada de medio transición y, sobre todo, en la que todo nos ha costado demasiado. Hemos tenido demasiadas lesiones, demasiada inconsistencia...".

Continúa leyendo la entrevista aquí