19 de febrero de 2016

Calderón: "No es divertido cuando intentas ganar por los Knicks y la gente te quiere fuera"


Calde seguirá en los Knicks, al menos hasta final de temporada -le queda un año más de contrato. Pese a los rumores que salieron los últimos días antes de que terminara el mercado de traspasos de invierno -como de costumbre-, Calderón seguirá defendiendo la camiseta del equipo neoyorquino.

Tras el entrenamiento de ayer, una hora antes del límite, José atendió a los periodistas de la Gran Manzana.

"Confío en este grupo porque hemos visto que podemos hacerlo. Hemos tenido buenos partidos, buenas rachas... Hemos jugado un muy buen baloncesto y tenemos que volver a hacerlo. Por la razón que sea, no pudimos terminar como queríamos antes del parón. Perdimos demasiados partidos, cometiendo errores que podemos controlar. Tenemos que volver a hacer las cosas bien. Nos quedan 27 partidos y hasta que nadie diga lo contrario, tenemos que intentar seguir luchando por los playoffs, así que mañana empezamos".

"No creo que esté evitando tirar. No siento que esté abierto y sólo pase el balón porque no quiero tirar. Creo que cuando estoy abierto, mis compañeros me pasan el balón y tiro. Quizás podría ser más agresivo creando un poco más, intentando forzar... Podría hacerlo, pero encontraremos el equilibrio. Cada partido es diferente, la forma de la que jugamos con nuestro sistema... Cada equipo nos defiende de una manera. A veces entran a y veces no, a veces tengo que tirar 10 veces y otras 2... No me preocupo por eso. Sé que podría ser más agresivo, igual tenemos que hacerlo. Miraremos cómo encontrar ese balance para jugar bien sin quitarles tiros a mis compañeros".

"Comparamos posición por posición, jugador a jugador; ya he dicho que pierdo cada batalla en esa situación. No voy a meter más puntos que la mayoría de bases en esta liga. Hago muchas cosas, soy otro tipo de jugador. Es lo que hay y tenemos que vivir con ello. No es divertido cuando intentas ganar por los Knicks y la gente te quiere fuera del equipo. Da igual cómo juegue. Si la gente no sabe cómo juegas o no te conoce y se esperan algo más, es difícil cambiar su forma de pensar".