18 de marzo de 2017

El impacto inmediato de Calderón en los Hawks


En apenas unos partidos, José Calderón ha traído una presencia veterana a los Atlanta Hawks.

A veces la contribución se expresa a modo de titular, como cuando el veterano de 11 años en la NBA anotó 14 puntos contra los Grizzlies de Memphis y Marc Gasol, un jugador con quien Calderón ganó el Campeonato Mundial FIBA ​​2006.

A veces lo que aporta Calderón es más sutil, como una nota a pie de página. Contra los Raptors de Toronto, su equipo durante las primeras 7 temporadas y media de su carrera, Calderón mostró su habilidad simplemente haciendo una falta en el momento adecuado. A falta de dos segundos para el final del tercer cuarto y con Delon Wright acercándose a media pista, Calderón hizo una falta rápida que forzó a los Raptors a lanzar contra una defensa conjuntada por parte de los Hawks que les impidió anotar en ese momento.

Contra los San Antonio Spurs (y Pau Gasol, jugador con quien Calderón ganó tres medallas olímpicas), hizo otro movimiento de veterano. Con Manu Ginóbili y Dwayne Dedmon ejecutando un pick-and-roll que terminaba con un pase de Ginóbili hacia el aro, Calderón vio la jugada desarrollándose y salió de la esquina del lado débil para saltar y cortar el pase justo cuando estaba a punto de llegar a las manos de Dedmon.

A pesar de los primeros signos de éxito y el hecho de que los Hawks han acabado 3-1 en los cuatro partidos que Calderón ha jugado, él piensa que va a mejorar a medida que se familiarice con sus compañeros de equipo.

"A veces cuando llegamos a estas alturas de la temporada, el problema es que no tenemos tiempo de entrenar", dijo Calderón. "Así que es como si mi entrenamiento estuviera ahí (en los partidos), es un poco más difícil porque no quieres cometer errores, todavía estás aprendiendo lo que tus compañeros están acostumbrados a hacer".

Cuando se le preguntó acerca de Calderón, el entrenador Mike Budenholzer insinuó la presencia veterana en el puesto de base y el hecho de que es un tirador de tres puntos con un 41% de acierto a lo largo de su carrera.

"Es un jugador inteligente", dijo Budenholzer. "Lleva aquí mucho tiempo, su tiro y su juego han sido buenos para nosotros".

Budenholzer también declaró claramente que la llegada y el tiempo de juego de Calderón no eran un referéndum sobre el base reserva Malcolm Delaney. Conseguir un tercer base -juegue eventualmente o de forma regular en la rotación- era clave a modo de precaución contra una posible lesión de Dennis Schröder o Delaney para un equipo destinado a los playoffs. Además, para tener a Calderón totalmente listo cuando más importante sea, necesita tener unos minutos.

"Malcolm ha estado genial todo el año y estamos muy contentos con su juego", dijo Budenholzer. "Malcolm nos aporta mucho, pero creo que es genial tener a José como otra opción, pasar la mayor parte de la temporada sin un tercer base es inusual. Creo que José es alguien que puede entrar a pista y pelear por esos minutos. Le daremos una oportunidad y ocasiones para ver en qué nos puede ayudar, pero Malcolm ha sido muy bueno".

Calderón y Tim Hardaway Jr. se conocen bien. Los dos jugaron juntos para los Knicks de Nueva York en la temporada 2014-15, compartiendo la cancha durante 531 minutos.

"Es un gran base", dijo Hardaway Jr. de Calderón, antes de agregar que pensaba que Calderón se beneficiaría de las oportunidades de pick-and-roll que tendría en Atlanta.

"Pero seguimos moviendo el balón, seguimos cortando... todavía conservamos algunos principios de nuestro antiguo ataque en Nueva York, aunque aquí es más libre, tienes libertad para hacer lo que quieras. Creo que se encuentra cómodo así".

Hardaway también estuvo de acuerdo con la idea de que los dos tenían la flexibilidad de compartir las responsabilidades con y sin balón como lo han hecho en los primeros partidos. Budenholzer pensó que Hardaway Jr. estaría feliz simplemente por volver a juntarse con José Calderón, la persona.

"José es simplemente un ser humano increíble y un gran compañero", dijo Budenholzer, "así que probablemente Timmy esté ilusionado de ver llegar a alguien como él al equipo. Es un base desinteresado, siempre busca a los tiradores".

Entonces el entrenador Bud sonrió.

"A los tiradores les gustan esos tipos".